Pregunta Existencial: ¿Se puede vivir sin sexo?

Hay mujeres que están solas y no quieren “exponerse” a encuentros que podrían resultar conflictivos o riesgosos. Prefieren guardarse o “llamarse a sosiego” hasta encontrar un hombre que valga la pena o, esencialmente, que se comprometa en la relación.

Ya no existen las jóvenes damas ilusas que esperan a que llegue el príncipe azul para brindarle la atesorada virginidad. La mayoría de ellas vienen de vínculos conflictivos, decepcionadas por las mentiras o por convivir con un ser que de un día para otro se convirtió en un extraño. Volver a enamorarse y a tener sexo se constituye entonces en un objetivo lejano y difícil de alcanzar.

Las mujeres independientes, defensoras de su autonomía, de medios urbanos, con diferentes grupos sociales de pertenencia, son las que mejor resisten la vida sin pareja y sin sexo. Atender a su dignidad más que a sus exigencias carnales se convierte en su objetivo. Son las cruzadas del “sexo con amor”, no por religión ni mandato familiar. Exclusivamente por honor a su ser y a su feminidad.

El sexo siempre está

El encuentro sexual es una parte fundamental de la vida interpersonal. Sentimos el deseo, la intensidad del amor y del placer, nos entregamos al otro sin perder la individualidad y tenemos la capacidad innata de proyectar la vida en compañía. En síntesis: el gran desafío de ser singulares en una experiencia íntima compartida.

Si esa fuerza llamada libido es inherente a lo humano, la represión o sublimación de la misma son adquiridas. El interés sexual puede reprimirse por experiencias frustrantes, traumas, vergüenza, rencores, falta de comunicación, incapacidad para demostrar afectos, etc.

La sublimación es desviar la fuerza sexual por otros intereses también satisfactorios: trabajo, estudio, crianza de los hijos, actividades compartidas, etc. Tanto en uno como en otro caso (represión y sublimación) la fuerza motivadora del sexo pierde vigor y deja de manifestarse como prioridad. Pero sigue latente.

Consejos para las que duermen solas

* No dejes que el enojo, los rencores o las desilusiones te impidan recuperar la vida sexual.

* Nada debe opacar la sensualidad, la seducción y el cuidado personal.

* Hacete un lugar entre tus ocupaciones para pensar en el sexo o fantasear.

* No intentes que el hombre que conociste encaje en el molde preconcebido. El ideal no existe. Ni para vos ni para él.

* Hay hombres que huyen. También hay mujeres que se cierran al amor y creen que están dispuestas al encuentro.

* Las redes sociales tienen sus pros y sus contras. El encuentro cara a cara será siempre insuperable.

* Animate a salir sola. Cambiá la soledad de tu casa por un café, un cine, una exposición o cualquier lugar donde disfrutes estar.

* No te quedes con el relato de tus amigas “desahuciadas”. En estas huestes, como en la vida en general, hay que hacer la propia experiencia.

 

Por el doctor Walter Ghedin, médico psiquiatra y sexólogo.

¿La formula de Coca Cola al descubierto?

Uno de los secretos industriales mejor guardados del mundo supuestamente está siendo divulgado en Internet. Un sitio web afirma haber descubierto la fórmula precisa para fabricar Coca-Cola.

Los ingredientes exactos de la bebida popular, inventada por un químico médico llamado John Pemberton en 1886, han sido siempre un misterio. Los detalles de la receta se mantienen bajo vigilancia las 24 horas en una cámara acorazada en la sede central de Coca-Cola, en Atlanta, Georgia. Pero ahora Thisamericanlife.org afirma haber descubierto una lista, en un artículo periodístico de 1979, que muestra los ingredientes y las cantidades utilizadas para hacer la bebida.

El diario Atlanta Journal-Constitution publicó el 8 de febrero una foto de alguien que mantiene abierto un libro que muestra una receta que supuestamente es una réplica exacta de la receta de Pemberton. El sitio web de EE.UU. también ha publicado una lista similar de Joe Jacobs, dueño de la farmacia donde Coca-Cola se sirvió por primera vez.

Sin embargo, la lista de Jacobs tiene ingredientes adicionales, tales como jugo de ciruela y de hojas de trébol.

¿LA FORMULA PARA FABRICAR COCA COLA?
Extracto fluido de Coca tres dracmas USP
Ácido cítrico 3 oz
La cafeína 1 oz
Azúcar 30 (no está claro qué cantidad se requiere)
2.5 galones de agua
De jugo de limón 2 pintas un qrt
De vainilla 1 oz
1.5 oz Carmelo o más al color

7X sabor (2oz uso de sabor a 5 galones de jarabe):
8 oz de alcohol
Naranja 20 gotas de aceite
Aceite de limón 30 gotas
Nuez moscada 10 gotas de aceite
Cilantro 5 gotas
10 gotas de Neroli
Canela 10 gotas

¿Por qué no podemos hacer más de dos cosas a la vez?

Un estudio sugiere que la incapacidad para hacer más de dos cosas a la vez puede estar “pre-programada” en nuestro cerebro.

Un equipo de investigadores franceses publicó en la revista científica Science los resultados de una investigación que muestra qué ocurre en nuestro cerebro cuando tratamos de hacer dos cosas a la vez.

Nuestra inhabilidad para realizar tareas simultáneamente podría ser de esta forma un “defecto de fábrica” con el que nacemos y es difícil corregir.

Al parecer, cada mitad de nuestro cerebro se ocupa de una cosa, lo que explicaría por qué resulta tan complicado hacer más de dos cosas al mismo tiempo.

Los resultados podrían también explicar por qué tomamos decisiones irracionales cuando tenemos que elegir entre una larga lista de opciones.

clic Participe: ¿Puede usted hacer dos cosas a la vez?

Cada hemisferio para una tarea

Como el investigador principal del estudio, el Doctor Etienne Koechlin, le explicó a la BBC “puedes cocinar y hablar con alguien por teléfono al mismo tiempo pero no es posible hacer una tercera tarea como leer el periódico a la vez. Si haces más de tres tareas al mismo tiempo, pierdes el hilo en una de ellas”.

El equipo francés utilizó la técnica de la resonancia magnética para explorar lo que ocurría en el cerebro de 32 voluntarios a los que se les pidió realizar un test en el que tenían que asociar entre sí una serie de letras.

El estudio se concentró en el área de la corteza frontal, una parte del cerebro relacionada con el control de los impulsos.

Cuando los voluntarios realizaban una sola tarea, una cierta parte del lóbulo frontal se iluminaba.

Pero cuando realizaban dos tareas a la vez, los lóbulos se dividían las tareas entre ellos, asociando un hemisferio cerebral a cada una de ellas.

Decisiones binarias

La actividad en el lóbulo derecho estaba relacionada con la tarea principal (acción A) y la actividad en el izquierdo con la tarea secundaria (acción B).

El cerebro era capaz de controlar las acciones simultáneas y cambiar entre una y otra entre los dos hemisferios al realizar dos tareas, pero se bloqueaba cuando una tercera acción entraba en juego.

El estudio muestra que el hombre podría tener una mayor facilidad para tomar decisiones binarias y esto explicaría el bloqueo que sufrimos a la hora de elegir entre una marca de chocolate en el supermercado cuando se nos ofrecen 10 posibilidades distintas, por ejemplo.

En este comportamiento se podría encontrar la clave de por qué, en estos casos, nuestras decisiones son irracionales.

“Nuestro estudio podría proporcionar una explicación a por qué las personas son capaces de tomar decisiones binarias pero no son tan buenas a la hora de elegir entre múltiples opciones”.

Otro estudio publicado recientemente por la Universidad de Utah, en Estados Unidos, mostraba que sólo un 2.5% de la población era capaz de realizar varias tareas a la vez de forma exitosa.

Esto significa que sólo 1 de cada 40 personas pueden ser consideradas como “superpersonas” capaces de conducir y hablar por teléfono y hacer bien ambas cosas a la vez, sin que uno de los resultados se resienta por realizar más de un trabajo al mismo tiempo.

El Conicet retruca una película de Hollywood

“Los mayas no nos advirtieron nada”, dice a este diario la astrónoma e investigadora del Conicet Beatriz García.
Alude al eslogan “fuimos advertidos” de la película catástrofe 2012 –ya vista por casi medio millón de argentinos– que plantea que en tres años el mundo “tal como lo conocemos dejará de existir” (textual del heroico presidente norteamericano en la trama) por un cataclismo monstruoso que la civilización precolombina, siempre según la superproducción hollywoodense, había previsto. “Hay muchos pseudocientíficos que instalan temas así.
Por eso es bueno que desde la comunidad científica empecemos a advertirle a la gente de tantas falsedades”, sostiene García. El Conicet, en la misma línea, también considera importante aportar tranquilidad y datos reales ante el éxito rotundo de una película que atemoriza oscilando entre la pura ficción y una supuesta verdad escondida.

Ciudades enteras desaparecidas en el abismo de grietas gigantes, continentes sumergidos por olas ciento cincuenta veces más grandes que los tsunamis reales, erupciones de volcanes aparecidos de la nada que escupen nubes inmensas de cenizas que cubren de oscuridad al planeta. Y como consecuencia, el fin de la vida sobre la tierra. Esa pesadilla prácticamente indescriptible es la que se está proyectando en 199 pantallas del país.

El alineamiento de los planetas del sistema solar marcará el inicio de la pesadilla y los mayas, dueños de importantísimos conocimientos sobre el firmamento y su dinámica, ya lo sabían todo, dice la leyenda.

Para promocionar la cinta se jugó con esa versión. “Los mayas lo profetizaron, la ciencia lo ha confirmado y los gobiernos no nos han dicho ni una palabra”, se asegura en su sitio web. García sale al cruce: “Ninguna de las profecías fueron ciertas. Ni la del año 2000, ni la de 2005. Tampoco lo será la de 2012. Los mayas nunca predijeron el fin del mundo y lo que dicen ser profecías mayas no son tales. Y es que parte de estas historias tienen su origen en un texto de Frank Waters, un escritor especulativo, quien en 1975 publicó un libro llamado Misticismo mexicano donde hace referencia a las estelas mayas y les da entidad de profecías a las inscripciones, adoptando una interpretación personal y errónea de ideogramas”. Las estelas son monolitos sobre los que los mayas escribieron ideogramas, algunos de ellos marcan el fin de eras, de ahí el mito de 2012. “Lo que en realidad marcan son fines de ciclos, como hacemos nosotros con fin de año. Y lo hacían, también al igual que nosotros, para organizar su vida mediante el tiempo”, explica García.

Desde el Conicet también descartan de plano cualquier relación entre mayas, predicción y armageddo: “En ninguna parte de las estelas hacen referencia alguna al fin del mundo, no a ningún hecho catastrófico provocado por agentes naturales. Probablemente para los mayas el fin de una era estuviera relacionado con un recomienzo del mundo, pero entendido en términos culturales, con la posibilidad de empezar un nuevo tiempo, renovado, volver la cuenta a cero”.

Parte de las propuestas especulativas y catastróficas para el 2012 están relacionadas con fenómenos netamente astronómicos, vinculados con la Tierra como planeta en el Sistema Solar y el Sistema Solar en la galaxia. “Pero esos fenómenos existen desde hace miles de millones de años, convivimos con ellos, no son temas complejos, son predecibles y los astrónomos saben de que se tratan”, asegura el Conicet. Un argumento que se esgrime es el de la alineación entre el ecuador terrestre, el Sol, y el ecuador galáctico, como antesala del final.

Al respecto, García sostiene contundente: “No habrá tal fenómeno”. La especialista también tiene una opinión sobre porqué prenden tanto las teorías catastrofistas a lo Nostradamus: “Cualquier cosa que parezca medianamente creíble y que represente un poco de estímulo a la imaginación, la gente lo agarra. Y además, obviamente, hay mucho negocio detrás de estas teorías”. Concluye: “La ciencia no puede predecir el Apocalipsis”.

Olvidate de los malos recuerdos

¿A quién no le gustaría olvidarse para siempre de algunas situaciones desagradables que vivió?

Bueno, ahora parece que es posible “manipular ” la memoria para conservar sólo nuestros recuerdos más agradables.

Según los investigadores estadounidenses que encontraron una forma de bloquear los malos recuerdos, esto se lograría con una simple terapia y sin la necesidad de tomar medicamentos.

Los científicos explican que en intentos anteriores era imprescindible tomar ciertos medicamentos que bloqueaban los recuerdos negativos, aunque sin lograr un resultado duradero. Además, sobre las terapias que se aplican actualmente, indican que entienden la memoria como algo permanente y que, a pesar de lograr en cierto casos eliminar algunos recuerdos, éstos pueden volver a aparecer en algunas situaciones de estrés.

Estos investigadores demostraron que reactivando la memoria -al mostrar objetos que estimulan un recuerdo aterrador- abren una “ventana de tiempo” específica en la cual el recuerdo puede ser editado antes de almacenarlo nuevamente. “Antes de que los recuerdos sean almacenados, hay un período en el cual son susceptibles de ser trastocados”, dijo Elizabeth Phelps de la Universidad de Nueva York.

Así, los malos recuerdos pueden ser modificados, pero sólo durante la “ventana de tiempo” específica que se produce justo después de que se invoca ese recuerdo aterrador, entre 10 minutos después de invocarlo y seis horas más tarde , cuando el recuerdo vuelve a ser almacenado en el cerebro.

Los científicos aplicaron estos descubrimientos a personas en el laboratorio, pero no pueden ser aplicados de forma inmediata en personas con problemas de ansiedad severos, como el trastorno de estrés postraumático.

¿Creés que es positivo este descubrimiento?