Historia de vida de la actriz porno transexual Jiz Lee

Para un taxista, compartir los gajes de su profesión con su familia una vez que llega a casa no representa ningún escenario de estrés. Lo mismo sucede con algún empleado bancario o con un comercial. Sin embargo, hay una profesión en la que el secreto y la privacidad parece ser un mandamiento: el trabajador de la industria porno. Muy pocos usan sus verdaderos nombres y la gran mayoría lo ejerce a base de engaños y secretos.

¿Cuán difícil es revelar ese tipo de profesión a alguien cercano?, ¿Cómo es la reacción de los seres queridos al enterarse de tal noticia?

La actriz porno y activista transexual Jiz Lee publicó un libro llamado “Saliendo del placard como una estrella porno” en el que recopiló historias dramáticas, divertidas y pintorescas de cómo todos los integrantes de la industria (actrices y actores, fotógrafos, camarógrafos, iluminadores…) aprendieron a convivir en el día a día con un trabajo tan particular.

“Comenzó con mi propio proceso en el que trataba de decírselo a mis padres. Se convirtió en una necesidad, porque quería conocer esa información para poder hacer mi propia revelación“, dijo Lee.

Stoya le robó el nombre a su abuela para sellar su marca en la industria

El nombre de la abuela

“Está presupuesto que hay algo equivocado en esta profesión y que el porno es algo que debe mantenerse en privado”, agregó Lee. A lo largo de las páginas del libro, la actriz recopiló historias de las más desopilantes.

Posiblemente, una de las más divertidas fue la de la estrella porno Stoya, quien en un mismo llamado telefónico tuvo que revelarle su profesión a su abuela y… además, tuvo que contarle que utilizó el nombre de pila de la anciana para su nombre artístico.

Un extracto de la conversación se recitó en el libro:

Stoya: “¿Te acordás de Bettie Page y del pinup? Lo que hago es un poco como pinup, pero más explícito. Es decir, sin ropa”.

Abuela: “Ah, ¡Entonces sos una chica nudista!”

Stoya: “La cultura pop de ahora es un poco más provocadora de lo que era en los años 50, así que practico sexo de verdad con gente y todo se graba en video o en DVD”.

Abuela: “¿Y te gusta?”

Stoya: “Lo paso bien. Siempre es interesante. Solo hago cosas que quiero hacer, con la gente con la que las quiero hacer. Está bien”

Abuela: “Pues bueno, todo eso está muy bien y me alegra oír que estás haciendo algo que te gusta”.

La actriz reconoció que el momento de revelar lo del nombre fue el más tenso de toda la charla, pero fue su propia abuela quien le puso humor al asunto y lo cerró con una broma: “Espero que ninguno de los hombres en el hogar de ancianos nos confunda e intente poner mi pie detrás de mi cabeza. Ya no me puedo doblar de esa manera”.

La significancia de los nombres fue uno de los temas que se convirtió en eje a lo largo de toda la publicación. El hecho de inventar una identificación paralela, hace que esa actividad se empiece a separar de la vida cotidiana. Hasta hubo casos de estrellas porno que usaron sus verdaderos nombres en la industria y tuvieron que registrar un nombre falso para su vida fuera del trabajo.

La tapa del libro sobre el “outing” del mundo porno

El miedo, presente

Muchas estrellas porno todavía no se animan a revelar su profesión por dos motivos principales. Uno es el de la seguridad, ya que el exponerse de tal manera puede dejarlos vulnerables ante potenciales situaciones de violencia sexual en la vía pública. Otro de los casos, es el de la seguridad legal. En Estados Unidos, el revelarse como un actor porno puede provocar grandes complicaciones, por ejemplo, en la lucha legal por la tenencia de los hijos.

Un ensayo publicado en el libro llamado “El mecanismo de la desaparición para sobrevivir” reveló los problemas que debieron afrontar miles de estrellas porno, después de que la web “Porn Wikileaks”, revelara en internet los nombres reales de 15.000 trabajadores de la industria, junto a su historial médico. Esa información fue sustraída de los controles de salud que se realizan antes de filmar las películas. Ese estudio no hizo más que darle más poder a la decisión de la “salida del placard”.

UNA ACTRIZ TUVO QUE REVELARLE A SU ABUELA QUE ROBÓ SU NOMBRE PARA SU SEUDÓNIMO ARTÍSTICO

También hubo casos de revelaciones inesperadas. La estrella porno de la década del ’70 y recientemente fallecida Candida Royalle contó en el libro que fue su hermana quien les reveló la noticia a los padres, en modo de venganza tras una pelea entre ellas. “Posiblemente, el mejor regalo fue que, a raíz de un acto que intentó ser el ataque más cruel hacia mi persona, hizo que finalmente yo ya no tuviera ningunos secretos con mis padres y no tuviera que vivir con miedo a ese momento”, explicó Royalle.

El libro prácticamente no contiene imágenes eróticas. La única foto porno que aparece es la que usó el actor porno gay Jesse Jackman para poner en la pantalla de la computadora cuando su madre se sentara. Con solo un click, ella podía ver una escena de su hijo con su marido, Dirk. “Parece que te estuvieran torturando”, fue la primera frase de ella al ver el video.

Jiz Lee, la autora del libro

Algunas de las actrices describieron cómo las reacciones fueron cambiando según quién era el que la escuchaba y le sorprendió el espanto y el miedo de algunos sólo a escuchar sobre el tema.

El libro resume a lo largo de sus páginas los desafíos a los que se enfrentan los protagonistas de la industria el porno para mantener una privacidad en un mundo con tanta sobreinformación y cómo tratan de empezar a normalizar un ambiente que hace tiempo está instalado en la cultura occidental.

“Ante la información limitada que tienen los padres y amigos sobre la industria, ellos reaccionan con un miedo cada vez mayor. Y el miedo a lo desconocido es algo normal. Tiene sentido que los padres se preocupen por lo que ellos creen que es mejor para la salud de sus hijos”, reflexionó Lee.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s