Avanza un proyecto de ley de grooming y ya hay polémica en Internet

groomingLa Cámara de Diputados avanza con las audiencias para la aprobación de una ley de ciberacoso, o grooming, que contempla penas de entre seis meses y cuatro años de prisión para quienes contacten a un menor a través de un medio electrónico con intención de abuso.

La iniciativa legislativa, que ya cuenta con la aprobación del Senado, provocó una fuerte reacción de la comunidad online argentina. Quienes ayer criticaron el proyecto, sobre todo a través de la red social Twitter, sostienen que esconde detrás de las buenas intenciones de proteger a los chicos riesgos para el marco de los derechos civiles y constitucionales en el entorno de Internet. También varias organizaciones civiles y de activistas alertaron que el texto proyectado manifiesta una “vaguedad y apertura incompatibles con los principios básicos del derecho penal”. Ésa fue, por ejemplo, la opinión del diputado Manuel Garrido (UCR- ciudad de Buenos Aires), al agregar que el texto del dictamen incrimina la conducta de quien contacte a una persona menor de edad con el propósito de cometer cualquier delito contra su integridad sexual.

“La tipificación del mero contacto constituirá en la Argentina la inauguración de un nuevo tipo de delito: «crimental», inventado por George Orwell en su novela 1984 . Se adelanta la punibilidad a la intención, un elemento subjetivo de difícil determinación. Si un adulto contacta a un menor, ¿cómo probar sus intenciones?”, se preguntaba la organización de lucha por los derechos civiles en la página web Vía Libre .

Aunque el reinicio de las sesiones en la Cámara de Diputados aún es una incógnita que podría postergarse hasta después de las elecciones primarias, ayer hubo audiencias para abrir el proyecto a otros espacios sociales. Una de las organizaciones civiles que impulsan el proyecto de ley, Argentina Cibersegura, argumentó que los casos de acoso de niños a través de las redes sociales (Facebook, Twitter, Hi5) e Internet (chats y messenger) han aumentado y que es el ámbito en el cual este tipo de delitos más han crecido.

“No queremos que se tipifique la sospecha de que un adulto podría querer hacer algo, queremos que se tipifiquen los casos donde hay evidencia de actos y hechos concretos de que un adulto intentó generar en el niño actividades que ningún padre querría que haga a esa edad a través de Internet y con un desconocido”, señalaron. Y agregaron: “La ley no perjudica a nadie, es decir, según las características del caso, los abogados, fiscales y jueces podrán elegir si se aplica la ley de grooming (más específica) o la ley de corrupción de menores (más general y para casos más avanzados)”.

El proyecto original lleva la firma de María de los Ángeles Higonet (PJ-La Pampa) y fue votado de manera unánime en el Senado. La autora explicó que el child grooming consiste en acciones deliberadamente emprendidas por un adulto con el objetivo de ganarse la amistad de un menor de edad, al crearse una conexión emocional, con el propósito de disminuir las inhibiciones del niño y poder abusar sexualmente de él. En el texto presentado, la diputada añade normativas similares aprobadas en España, Alemania, Estados Unidos, Australia y Escocia, aunque no todas son iguales.

“La participación de menores como principales generadores o consumidores de contenidos en las redes sociales y otras nuevas tecnologías es una realidad que se ha instalado en nuestra sociedad. Este desarrollo trajo consigo la aparición de nuevas figuras delictivas no contempladas en el Código Penal”, consideró Paula Bertol (Pro-Buenos Aires) para defender el proyecto.

En Twitter ayer distintos actores del mundo online se preguntaban sobre la necesidad de tipificar este delito cuando ya existe la penalización del abuso de menores. “Los delitos son los delitos. No por dónde se realizan. Abuso es abuso, asesinato es asesinato y robo es robo”, expresó Mariano Feuer, un conocido activista de la Red, en su cuenta.

El proyecto además cosechó la crítica de la Asociación por los Derechos Civiles (ADC) al señalar que la iniciativa incrimina el mero “contacto” con un menor antes de determinar las intenciones.

UNA MODALIDAD DELICTIVA EN AUMENTO

¿Qué es el grooming?
Es la acción deliberada de un adulto a través de una herramienta electrónica para crear una relación emocional con un menor, disminuir sus inhibiciones y poder abusar sexualmente de él
Peligro en el chat
En 2003 MSN Messenger tuvo que adoptar restricciones en sus plataformas de chateo por el aumento de este tipo de delitos por vías electrónicas
Más allá de la Web
Las estadísticas sostienen, de todos modos, que el mayor número de casos de abuso de menores se da a partir de una relación familiar. El grooming es por ahora minoritario en este tipo de delitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s