Murio por Pajero!: Joven muere tras masturbarse 42 veces seguida.

Desde luego una noticia muy insólita, un adolescente brasileño de 16 años murió tras masturbarse 42 veces seguidas sin parar.
Los informes de las autoridades decían que el joven se estuvo masturbando durante toda la noche sin descansar. En el ordenador del joven se encontraron casi un millón de vídeos de pornografía y otros 600 mil fotografías de mujeres.
El adolescente llego a padecer quemaduras de tercer grado en su manos, por culpa de su excesiva masturbación. Sus propios amigos decían que le gustaba todo tipo de mujeres , llegaba a enfermar cuando las veía. “Gordas, flacas, altas, bajitas, estudiadas, desempleadas, de color o blancas, todas eran de su agrado lo que hacía que le dieran ganas de masturbarse. Apenas veía una mujer se ponía como loco, eran su debilidad, a todas les quería hacer el amor y pasar largas horas en la intimidad”, afirmaron.
Una de sus compañeras de clase dijo que el joven era tan compulsivo que siempre les pedía que se conectaran a la webcam del ordenador para que el pudiera observarlas.
La madre del adolescente ya veía que su hijo tenia un gran problema:“Era cada hora igual, ya había establecido llevarlo al médico, porque eso no era normal”, declaro la madre del joven.
Las autoridades de salud, ven normal la masturbación en los hombres a cualquier edad, lo que no es lógico es la cantidad de veces que algunos hombres llegan, por eso recomiendan ser menos compulsivos y saber controlarse.

Loco Mundo Loco: Se suicidó la menor marroquí que fue obligada a casarse con su violador

La joven de 16 años decidió quitarse la vida ingiriendo veneno para ratas debido a los maltratos continuos que recibía.

Según explica el diario local Al Massae en su edición de hoy, la joven decidió ingerir un veneno para ratas en la casa de la familia del marido, desesperada por el maltrato al que fue sometida por parte de ésta y de su esposo, así como por el rechazo de su propio padre a recibirla en casa.

La historia remonta a hace un año, cuando la familia de la víctima depositó una denuncia ante el fiscal general de Tánger acusando al agresor de violación sexual, apunta el diario.

Tras una intervención de los conocidos de las dos familias, se decidió casar a la joven con su violador con la autorización del juez.

Este tipo de matrimonio es impuesto por la fuerza de la tradición, sobre todo en el ámbito rural, para salvaguardar el honor de la joven y “resolver” el daño causado tras la violación.

Asimismo, según el código penal marroquí el violador queda exento de sanción si admite casarse con su víctima.

Entre las reivindicaciones de los movimientos feministas figura la modificación de este artículo, que, según Hafida Elbaz, directora de la Asociación Solidaridad Femenina, se trata de una “trampa” para evadir las sanciones.

The Polino Show: Chelo Torres en libertad.

La “guerra de los colores” en el mundo de la cumbia terminó en una batalla campal en los juzgados después de que el cantante del “Grupo Green”, Chelo Torres, fuera acusado de abuso de menores. El bailantero fue condenado a prisión y salió en libertad después de tres años y ocho meses de encierro, con el objetivo de limpiar su nombre en los medios.
Torres, de 42 años, relató este viernes en el programa “Desayuno Americano” cómo fueron los hechos que en 2004 lo llevaron a convivir con la presidente de su club de fans, Hilda, y sus tres hijas, Daniela, Gabriela y Rocío, que tenían 15, 13 y 7 por esos días.
Según su testimonio, Torres se “escapó” del punto más álgido de su carrera y se mudó a vivir con la presidente de su club de fans. El bailantero explicó que dormía en el mismo cuarto que las chicas por decisión de la mujer. “Para tomar un poquito de descanso me fui un tiempo a la casa de ella”, aclaró Torres, que tenía 34 en ese momento.
El bailantero confesó que tuvo relaciones sexuales con la mayor de las adolescentes, pero fue con la segunda con quien se puso en pareja dos años más tarde, cuando ella tenía 15.La madre de las chicas descubrió el amorío del bailantero con su hija una noche de tormenta, cuando entró de improviso a su cuarto para cerrar la ventana e impedir que entrara agua a la casa.
“Ahí empieza la furia. Yo me voy porque la madre decide que yo me vaya. Eso fue en octubre de 2006. Me voy solo, con mis cosas, en un día muy lluvioso. Al mes se va de la casa la que es mi mujer, Gabriela.  No estaba embarazada, estaba en el colegio, cursando el secundario y todo”, convino Torres, que para ese entonces tenía 36.
“Yo recorrí mucho la vida y a veces las mujeres más maduras son las que más dolores de cabeza te dan. Y la que recién empieza, vos le enseñás y la amoldás a tu manera. Yo tengo seis hijos con seis mamás distintas y hoy por hoy mi mujer, que es la más chica de todas, le demostró ser más mujer a todas las demás”, expresó con devoción el bailantero.
“En realidad yo vengo acá a aclarar por qué caí en cana no para hablar más de lo mismo.  Yo estoy en cana por ustedes, por la prensa… Porque nadie dijo en su momento ‘el Chelo va en cana por la unificación de causa’. Si seguimos alimentando más de lo mismo quedo como ‘uy, está bien que vaya en cana porque estuvo con una y estuvo con la otra’, y seguimos en lo mismo”, espetó Torres ante la insistencia de la conductora, Pamela David, y el periodista Martín Ciccioli sobre la diferencia de edad en la pareja.
“Yo viví dos años y medio en la casa de mi suegra, hasta que me descubrió con mi mujer. Me voy. Esto fue en octubre de 2006. Nunca más volví a esa casa. La piba, mi mujer, se fue en noviembre de 2006. Entonces yo le doy refugio, no en mi casa, sino en varias casas de mis amigos”, relató Torres, como si se tratara de un monólogo bien estudiado.
“Pasan seis meses y nos descubren la policía y Missing Children, que estuvo haciendo una búsqueda. La encontraron cuando yo estaba haciendo una gira por Mendoza. Ya estaba embarazada. Esa es la furia. Si la hubiese encontrado sin la panza, todo esto no hubiera pasado”, señaló el polémico cantante.