Las nuevas “medidas de oro” para la belleza no se refieren al cuerpo, sino a la cara

Mas feos que la mierda!

En el mundo de la belleza femenina, el 90-60-90 no va más. Las nuevas “medidas de oro” para identificar mujeres lindas son “36-46”, y no se refieren al cuerpo, sino a la cara.

Una investigación realizada este año por psicólogos de EE.UU. y Canadá, que luego sirvió de insumo para un original experimento llevado a cabo por economistas argentinos, determinó que la belleza femenina está altamente determinada por la distancia que guardan los ojos entre sí, y la de los ojos con la nariz y la boca. Kang Lee, de la Universidad de Toronto; y Pamela Pallett y Stephen Link de la Universidad de California le mostraron a centenares de estudiantes rostros de una misma persona, pero con sus principales facciones separadas por distintas distancias. El resultado: las mujeres fueron juzgadas como más atractivas cuando el espacio entre sus ojos y su boca es el 36% del largo total de la cara; y el que media entre los ojos, un 46% del ancho total del rostro. “La ‘divina proporción’ se discute desde la Antigua Grecia; y hasta se dice que Leonardo Da Vinci la tuvo en cuenta para dibujar su Mona Lisa, pero esta es la primera vez que surgen conclusiones muy contundentes desde la psicología”, dice Pallet en su estudio.

Los hallazgos fueron tomados por los economistas Martín Rossi (Universidad de San Andrés), Florencia López Boo (BID) y Sergio Urzúa (Northwestern) para estudiar la relación entre la belleza y el acceso al mercado laboral. “Sacamos fotos de gente real, las mezclamos para generar caras sin identidad, y luego un diseñador manipuló estas distancias para volverlas atractivas o feas”, cuenta Rossi a Clarín. El paso siguiente fue enviar las imágenes a empresas que solicitaban empleados. “Encontramos que la gente atractiva tiene un 9,8% de chance de ser llamada a una entrevista; en tanto que con los CVs de gente fea, la tasa de respuesta bajó a 7,2%”, explica. La “economía de la belleza” es un campo relativamente nuevo.

Hamermesh y Jeff Biddle hallaron que la gente atractiva gana un 5% más que la menos agraciada. Reciben más ofertas laborales, salarios más altos de entrada y mayor periodicidad de aumentos.

Este campo económico se vio favorecido también con el aporte estadístico de los sitios de citas por Internet, que explotaron comercialmente y sumaron muestras de millones de datos. Gizmodo.com, uno de los más populares en Inglaterra, lanzó recientemente una alternativa de citas on line para aquellos que enfrentan “desafíos estéticos” (“aesthetically challenged people”).

Nota: Teresita Pueyrredon (Tendencia)

La iniciativa evita lugares comunes como “la belleza está adentro” y va al grano con consejos prácticos: “Un 50% de la gente en Gran Bretaña es considerada ‘fea’ y pierde su tiempo buscando en la limitada pileta de los ‘lindos’; cuando seguramente tendrían más éxito en el vasto océano de los feos”.

Y un dato 100% corroborado por las abundantes estadísticas de Gizmodo: los feos se esfuerzan más en la cama. ¿A quién le importa el 90-60-90 y el 36-46?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s