Paulo Coelho y su “Valkirias”

El reconocido escritor Paulo Coelho acaba de lanzar Las Valkirias, un nuevo libro de Editorial Sudamericana. Confiesa que ha sido difícil de escribir porque revela episodios y sentimientos personales. Entre otras cosas, repasa dos conceptos fundamentales en su vida y en la de todos nosotros: el éxito y el fracaso.

¿Cómo vivimos el éxito y el fracaso?

Tendemos a culpabilizarnos muchísimo cuando tenemos éxito y, también, nos culpabilizamos cuando no tenemos éxito. Las culpas están siempre presentes y cuando vivimos una experiencia muy positiva, decimos: “creo que no lo merezco”. Personalmente, tuve la experiencia de pasar 40 días en el desierto y pude vivir eso, romper el ciclo de éxito-culpa, culpa –éxito. Fue muy importante para mí.
¿Y la sociedad aprendió a romper ese ciclo?

No creo  que lo hayamos aprendido. Mucha gente  asocia el sufrimiento con una bendición y el placer con la maldición. Asocian el “sí” como una bendición y el “no” como una cosa negativa. La verdad es que en esta sociedad  tenemos que decir “sí”, pero también  tenemos que decir “no”. Entonces, podremos vivir con placer y con alegría.
¿Qué lugar ocupa la religión en esos sentimientos?

Tenemos una tendencia al sacrificio, a repetir los tres días de la vida de Cristo sin llegar a la pasión. Nos olvidamos de que pasó todo el resto de su vida comiendo, bebiendo,  caminando, viajando y encontrando a la gente. Entonces, es tan fuerte el peso de la cruz que nos olvidamos de la alegría del vino y del pan.
¿Por qué destruimos siempre lo que amamos?

Destruimos lo que amamos por culpa. Creo que todos nos preguntamos: “¿lo merezco?”. Y siempre contestamos “no, no lo merezco”. Somos educados para tener culpa de todo y hay que desertar eso.
¿Cómo podemos aceptar el perdón?

Tenemos que comprender que erramos  pero que errar es de humanos. No tenemos que sentir culpa por errar, sólo se equivocan las personas que tienen el coraje  de hacer algo distinto. Hay que decir: “y, bueno, me equivoqué pero mi corazón estaba puro”. Primero te perdonás a vos mismo  y después le pedís perdón a los otros.
¿Cuál es la batalla que cada uno debe librar en su interior?

Creo que la gran batalla es con nosotros mismos. Es la batalla más difícil y más complicada, porque siempre decimos que el enemigo es el otro, nunca nosotros. Y, bueno, para vencer hay que ganar el combate con uno mismo.
¿Cómo podemos alcanzar el equilibrio en un mundo tan complejo como  el actual?

Yo no busqué el equilibrio. Alrededor nuestro hay invierno, hay verano, hay frío y hay calor. El mundo no es equilibrio y a mí no me interesa el equilibrio. Me interesa vivir caminando,  es lo que hace a la vida más interesante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s